El ayuno de 24 horas regenera las células del intestino y elimina el riesgo de enfermedad.

Demostrado por investigadores del MIT

Un estudio llevado a cabo por algunos investigadores del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) en Boston muestra que gracias al ayuno, que determina la oxidación de los ácidos grasos, es posible regenerar las células madre del intestino, obtenidas mediante el ayuno. El estudio publicado en la revista Cell Stem Cell, revela que tan solo se necesitan 24 horas de reducción de la ingesta calórica para estimular la regeneración de las células madre del intestino. Estas son muy importantes para la salud de nuestro cuerpo, ya que ayudan a combatir infecciones, enfermedades e incluso tumores, pero con la edad luchan por regenerarse. Son responsables del revestimiento del intestino, que se renueva cada cinco días.
Con el envejecimiento, esta capacidad regenerativa se reduce y el intestino tarda mucho más en recuperarse.

El experimento

El experimento se realizó en ratones. El equipo de investigación del MIT, dirigido por el biólogo Omer Yilmaz, tomó algunas células madre de ratones que habían dejado en ayunas durante 24 horas. Estas mismas células se hicieron crecer in vitro, donde se pudo observar que la capacidad de regeneración de las células madre era mayor en ratones que en ayunas en comparación con aquellos que habían comido regularmente. Los investigadores dedujeron así que un estado de ayuno hace que las células cambien del metabolismo normal, en el que se queman los carbohidratos como los azúcares, a metabolizar los ácidos grasos. Esto sucede con la activación de factores de transcripción PPAR que hacen que las células metabolicen los ácidos grasos en lugar de la glucosa, al mismo tiempo que aumentan la capacidad de regenerarse. «Esta investigación es parte de un amplio espectro de estudios que tienden a mostrar cuánto peso tienen la nutrición y el metabolismo en el comportamiento celular y la predisposición de los humanos a la enfermedad», dijo Jared Rutter, de la Universidad de Utah, quien participó en la investigación.

Resultados y beneficios

Los beneficios de reducir la ingesta de calorías en la dieta se conocen desde hace décadas. En los últimos años, los investigadores han estudiado con mayor detalle por qué algunos animales obligados a comer menos viven más tiempo. En animales que ayunan, la esperanza de vida es un 11% más larga, el sistema inmunológico se rejuvenece, las enfermedades inflamatorias disminuyen, la pérdida de densidad mineral ósea disminuye, la incidencia de cáncer se reduce y aumenta el número de células progenitoras y células madre. La que mima el ayuno, experimentada en el hombre, implica la ingesta controlada de proteínas (11-14%), carbohidratos (42-43%) y grasas (46%), para una reducción calórica total entre 34% y 54%. Una vez al mes durante cinco días, se reducen los factores de riesgo y los biomarcadores relacionados con el envejecimiento, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Autora: Corinna Montana Lampo