USOS Y PROPIEDADES DEL ALOE VERA

El Aloe Vera (Aloe Barbadensis Miller) es uno de los cientos de especies de Aloe existentes, pero debido a sus propiedades, es el más utilizado en productos de consumo, tanto para uso externo como interno. En efecto, las propiedades del Aloe Vera la convierten en una de las plantas más conocidas en el mundo.

De sus hojas se extrae un jugo denso de gran consistencia como el de un gel. Contiene numerosos principios activos con propiedades inmunoestimulantes, antiinflamatorias, depurativas y nutricionales.

La particular composición de este gel, combinada con las diferentes propiedades beneficiosas del Aloe Vera, ha permitido la transformación de la materia prima en productos que pueden utilizarse para muchos usos.

Vamos a descubrir las propiedades del Aloe Vera.

Sigue leyendo.

 

Propiedades del Aloe Vera

Las propiedades del Aloe Vera son innumerables. Aquí están las principales:

  • Purificación. Es capaz de desintoxicar el cuerpo de las toxinas. Los sacáridos presentes en el gel, se adhieren a las paredes del intestino formando una barrera protectora que impide la absorción de sustancias nocivas;

 

  • El Aloe Vera es un valioso aliado del sistema digestivo. Estimula la flora bacteriana y promueve la eliminación de residuos, mejorando la absorción de nutrientes;

  • Fortalece el sistema inmunológico. El gel también contiene acemannan, un azúcar con propiedades antivirales, antiinflamatorias y especialmente antitumorales. Una de las propiedades del Aloe Vera es regular las respuestas inmunes a agentes infecciosos o sensibilizantes, como en el caso de alergias o enfermedades autoinmunes;

 

  • Curación. Gracias a la presencia de polisacáridos derivados de la manosa, estimula la actividad de los macrófagos, mejora la síntesis de colágeno y aumenta la regeneración celular;

 

  • El Aloe Vera es capaz de reparar rápidamente los tejidos y las membranas, por lo que se utiliza no sólo en las quemaduras, sino también para acelerar la curación en las heridas, eczema y ampollas;

 

  • Otra de las propiedades del Aloe Vera es que proporciona un alivio inmediato tras las picaduras de mosquitos y otros insectos, medusas e incluso picaduras de ortiga. Su poder calmante se extiende también a las quemaduras solares, así como las quemaduras por fuego;

 

  • Contrarresta el envejecimiento celular. El jugo de Aloe es rico en vitaminas antioxidantes y aminoácidos, como la cisteína, esencial para combatir los radicales libres.

 

Como hemos visto, el Aloe Vera tiene muchas propiedades beneficiosas. La particular composición del gel que se obtiene de las hojas, ha permitido la creación de diferentes tipos de productos, y, por lo tanto, diferentes usos.

Para disfrutar de todos los beneficios y mejorar su eficacia, el producto de Aloe Vera debe ser lo más natural posible, y con el fin de mantener sus características originales, el gel o jugo debe ser extraído directamente de la planta.

 

¿Para qué sirve el Alo Vera? Sus usos

Con el fin de aprovechar todas las propiedades del Aloe Vera, esta planta se puede utilizar de dos maneras:

  • En forma de jugo puro para uso interno, como gastroprotector, antibacteriano, laxante y depurativo;
  • En forma de gel para uso externo. Actúa como cicatrizante y humectante reduciendo el tiempo de regeneración del tejido.

 

En cuanto al primer uso, se recomienda tomar extracto de jugo de Aloe Vera para hacer frente a diversas dolencias, o simplemente fortalecer el sistema inmunológico en momentos en que hay más necesidad, así como para desintoxicar o mejorar las funciones digestivas.

Además, el jugo de Aloe Vera contiene numerosas vitaminas que estimulan el sistema inmunológico, a parte de realizar otras múltiples funciones beneficiosas para el cuerpo. Entre las vitaminas se encuentran la vitamina A, C, E, B1, B2, B3 y la vitamina B12, poco comunes en la naturaleza e indispensables para la correcta función hemolítica.

En cuanto al segundo uso, los mejores remedios para el autocuidado a menudo vienen directamente de la naturaleza. Puedes extraer el gel de Aloe Vera directamente de sus hojas o comprarlo en un herbolario. Puedes usarlo de varias maneras:

  • Se utiliza como remedio natural para quemaduras solares, picaduras de insectos, masajes y dolor muscular, también para disminuir las manchas en la piel.
  • Es posible hacer mascarillas con Aloe Vera, exfoliantes, cremas, o utilizar su gel como un remedio para el acné;
  • El uso de Aloe Vera para el pelo también es muy beneficioso. Este se utiliza como loción anticaspa, mascarilla o como gel natural para el cabello.

 

La aplicación del gel de Aloe Vera en las heridas o quemaduras ayuda a aliviar la sensación de dolor de forma inmediata. El gel de Aloe vera también es útil para disminuir las marcas en la piel en los casos de acné agresivo. La vitamina C y el colágeno presente en el gel de Aloe actúan directamente sobre la piel como hidratante y emoliente.

Proporciona alivio en caso de herida, así como también en quemaduras, moretones, picaduras de insectos y quemaduras solares. El gel del Aloe Vera tiene un efecto regenerador en la piel como pocos otros ingredientes en la naturaleza.

Gracias a su capacidad para hidratar profundamente el cuero cabelludo, el gel de Aloe Vera actúa positivamente sobre la salud del cabello, haciéndolo más resistente a la caída y al desgarro.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Déjanos tu opinión y compártelo con tus amigos! :)

Empieza a usar el Aloe Vera y si quieres recibir más información sobre nutrición, contacta con nuestro Equipo Científico. Estamos siempre a tu disposición.

 

 

LOS BENEFICIOS DE LOS FRUTOS SECOS

¿Son saludables los frutos secos? Son ricos en nutrientes y deben formar parte de un plan de dieta basado en el concepto de alimentación saludable. Por tanto, ¡la respuesta es sí! Los expertos en alimentación recomiendan el consumo de frutos secos durante todo el año porque, al ser ricos en sales minerales, vitaminas, fibra y grasas insaturadas, tienen innumerables propiedades que las convierten en un alimento ideal.

¿Y cuáles son los beneficios de los frutos secos?

Antes de entrar en detalle sobre los beneficios de los frutos secos, es esencial entender las distinciones entre los dos tipos de frutos secos: deshidratados y grasos.

 

Tipos de frutos secos

Los frutos secos pueden dividirse en dos categorías:

1) Frutos secos grasos, ricos en grasa y bajos en azúcar, como las nueces, almendras, pistachos, avellanas;

2) Frutos secos deshidratados, ricos en azúcar y bajos en grasa, como los albaricoques, ciruelas, sultanas y dátiles.

Echemos un vistazo a sus características.

En cuanto a los frutos secos grasos, son de alto contenido graso (alrededor del 90%), sin embargo, se encuentran en forma de ácidos grasos insaturados y poliinsaturados (especialmente Omega-6 y Omega-3). Ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre y reduciendo así el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En cuanto a los frutos deshidratados, se caracterizan por el alto contenido de azúcares y fibras. También son ricos en minerales y vitaminas.

 

Vamos a descubrir los beneficios de los frutos secos.

Sigue leyendo.

 

Beneficios de los frutos secos

Los frutos secos tienen muchos beneficios vinculados a sus propiedades.

Aquí tenemos las más importantes:

  • Ricos en fibra insoluble, con acciones antioxidantes y anticancerígenas. Anacardos, almendras, coco y nueces son los tipos más ricos de frutos secos ricos en fibra;

 

  • Grasas omega 3 y omega 6. El equilibrio adecuado entre estos dos tipos de ácidos grasos se convierte en una herramienta de prevención de las enfermedades cardiovasculares. Actúan sobre el metabolismo del colesterol regulando los estados de inflamación del cuerpo;

 

  • Proteínas vegetales (en particular, en cacahuetes y almendras), hierro (en pistachos y anacardos), cobre (en todos los frutos secos) y zinc (en anacardos y nueces). Gracias a estas sustancias, los frutos secos son un posible sustituto, junto con las legumbres, de los alimentos de origen animal (carne, pescado, huevos) en las dietas vegetarianas o para los que simplemente quieren tener una dieta más variada y saludable;

¡No te lo pierdas! Recibe las últimas noticias y tendencias relacionadas con la nutrición, la salud y el bienestar

  • Vitamina E (especialmente en almendras y avellanas). Es una vitamina liposoluble con acción antioxidante y protectora contra degeneraciones de todo tipo, como patologías o envejecimiento;

 

  • Potasio, el cual regula el equilibrio de los fluidos corporales, la presión arterial y la transmisión nerviosa;

 

  • Magnesio, el cual participa en los mecanismos de mineralización, o sea, metabolismo muscular y transmisión nerviosa y actúa eficazmente en estados de estrés o en la mejora del estado de ánimo;

 

  • Fósforo, el cual contribuye a asegurar la mineralización ósea junto con el calcio, demás de participar en numerosos procesos metabólicos.

 

En resumen, los beneficios de los frutos secos son:

  • Ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y aumentan los niveles de colesterol bueno (HDL), gracias a su alto contenido en grasas insaturadas, ácidos grasos oleicos, linoleicos y Omega 3 y Omega 6. Estas sustancias ayudan a equilibrar los niveles de colesterol en la sangre, realizando una acción protectora sobre el sistema cardiovascular;

  • Dado que los frutos secos y nueces contienen muchos elementos antioxidantes (como las vitaminas C y E), son ideales para combatir los radicales libres, sustancias responsables del desarrollo de enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro;

 

  • Son excelentes para reducir el estrés, la fatiga y el síndrome premenstrual, gracias a su alto contenido de ácido fólico, y muy eficaz a su vez, para aumentar las defensas de nuestro organismo;

 

  • Por último, los frutos secos nos aportan muchas fibras, algunas grasas saturadas y muchas insaturadas, una gran cantidad de proteínas vegetales y muchos compuestos bioactivos como los flavonoides. También nos aportan muchos minerales, entre los que se encuentra el hierro, zinc, fósforo, calcio y potasio.

 

Además de los beneficios de los frutos secos, veremos cuándo es mejor consumirlos.

 

¿Cuándo se recomienda consumir frutos secos?

En cuanto a su consumo, los frutos secos deben ser consumidos entre comidas y en cantidades moderadas. Deben evitarse especialmente por la noche después de cenar, ya que ralentiza la digestión y aporta un exceso de calorías.

En cambio, es una panacea para la salud en el desayuno o como tentempié entre horas.

Las frutas deshidratadas se pueden comer por la mañana (como tentempié) o en pequeñas cantidades después de hacer ejercicio, para acelerar la recuperación mediante la re-síntesis del glucógeno hepático.

Los frutos grasos, en cambio, son excelentes para saciar el hambre, tomándolos en pequeñas dosis como snack.

 

Contraindicaciones: quién debe evitar su consumo

Los expertos desaconsejan el consumo de frutos secos en caso de presencia de enfermedades del aparato digestivo, como colitis, colitis ulcerativa, gastritis, úlcera y enfermedad de Crohn.

Asimismo, la ingesta de frutos deshidratados, dada a su elevada cantidad de azúcar, no son recomendables para diabéticos o para quienes siguen una dieta hipocalórica o padecen problemas renales.

 

¿Sabías que dentro de ProLon está la deliciosa L-bar hecha de frutos secos? ¡Empieza ahora la Dieta que Imita el Ayuno!

 

 

DOLOR DE ESPALDA: SÍNTOMAS, CAUSAS, REMEDIOS

Lo llamamos «la enfermedad del siglo» porque, según los estudios realizados, no menos del 80% de la población sufrirá dolor de espalda en algún momento de sus vidas. El término dolor de espalda incluye numerosos problemas, como el dolor crónico de lumbago, ciática y hernia discal, todos con un elemento en común: el dolor se localiza en la columna vertebral.

Casi todas las personas pueden sufrir dolor de espalda, y eso interfiere negativamente en el trabajo, las actividades diarias o el tiempo libre.  El dolor de espalda puede ser causado por varias causas, como por ejemplo las malas posturas, estrés psicofísico o sobrepeso. Vamos a averiguar más de cerca los diferentes tipos, sus causas y remedios.

Sigue leyendo.

 

Tipos de dolor de espalda

El dolor de espalda se puede clasificar en tres grupos. Si el dolor se localiza en la parte superior de la espalda o en las cervicales, en términos médicos se le denomina cervicalgia. Si el dolor se localiza en la parte baja de la espalda, alrededor de las vértebras lumbares, se llama lumbago. Si el dolor se localiza en la parte central de la espalda, alrededor de las vértebras torácicas, se llama dorsalgia.

  • Cervicalgia (dolor de en las cervicales) es un dolor que afecta a la columna cervical que generalmente pasa en unos pocos días y a menudo se asocia con una postura incorrecta o estrés.
  • El dolor lumbar afecta a la parte baja de la espalda y puede dificultar incluso los movimientos más pequeños. A menudo es causado por movimientos bruscos o prolongados o por permanecer en la misma posición durante demasiado tiempo. Es el dolor más común de espalda.
  • Dorsalgia es el dolor que afecta la parte central de la espalda hasta la base del cuello, alrededor de las vértebras torácicas. La columna torácica, que actúa como estructura de soporte para la caja torácica, está compuesta por vértebras menos móviles y cualquier problema en esta área puede causar dolor y/o una sensación de rigidez o limitación en el movimiento.

 

Causas del dolor de espalda

El dolor de espalda suele ser el resultado de múltiples causas, a veces unidas entre sí. Puede deberse a:

  • una postura incorrecta durante mucho tiempo;
  • demasiada tensión muscular debido al estrés psicofísico;
  • un problema relacionado con las consecuencias del sobrepeso y el sedentarismo;
  • frío, humedad, desgarros musculares, esfuerzos excesivos.

El diagnóstico de dolor de espalda es siempre clínico y requiere un diagnóstico médico preciso que puede ser respaldado por exámenes de radiografía y diagnósticos de imágen (rayos X, RMN y TC). El médico indicará el tratamiento terapéutico más adecuado: fisioterapia (como láser, máquinas TECAR, ultrasonido, etc.), terapia de rehabilitación motora individual, masajes terapéuticos, manipulaciones vertebrales, terapias manuales con movilizaciones vertebrales, infiltraciones, gimnasia terapéutica.

¡No te lo pierdas! Recibe las últimas noticias y tendencias relacionadas con la nutrición, la salud y el bienestar

Cómo aliviar el dolor de espalda

Para evitar el dolor de espalda es necesario realizar y mantener posturas correctas. Sólo una actitud postural correcta permite distribuir el peso del cuerpo de manera más uniforme, evitando el estiramiento de los músculos. Si estás de pie, debes mantener la cabeza alta, con los ojos mirando al frente, no hacia el suelo. De esta manera, el cuello está firme y erguido y el peso de la cabeza está bien distribuido por toda la columna.

Sentarse incorrectamente puede causar dolor de espalda. El escritorio o mesa de trabajo no debe ser demasiado alto o demasiado bajo, para no forzar la inclinación hacia adelante o hacia atrás. La silla debe ser ajustable en altura, para permitir que los pies reposen cómodamente en el suelo, y debe tener un respaldo ligeramente curvado a la altura de la zona lumbar.

En caso de sobrepeso, es útil tratar de perder los kilos de más a través de la actividad física, así como con la nutrición adecuada. Una dieta natural mejora la capacidad del proceso de curación del propio organismo. Debes dar prioridad a alimentos como los granos integrales, legumbres, pescado, semillas oleaginosas, verduras y frutas de temporada, ante los alimentos no naturales, como los alimentos envasados, bebidas azucaradas y cualquier otro alimento que contenga aditivos.

 

Ejercicios para el dolor de espalda

Es esencial evitar la inactividad prolongada y mantener un nivel mínimo de actividad física. La natación, por ejemplo, se recomienda especialmente para la espalda, pero también se recomiendan actividades como el Yoga o Pilates, que fortalecen el centro de gravedad y mejoran el estiramiento.

Los estiramientos son extremadamente importantes para prevenir el dolor de espalda. Es aconsejable hacer ejercicios que fortalezcan la parte superior de la espalda, como las prensas, y mejorar la flexibilidad de la columna vertebral con ejercicios que implican curvar y relajar la espalda, como la posición a cuatro patas.

Con respecto a los estiramientos para el dolor de espalda, sugerimos dos ejercicios simples que debes realizar con delicadeza y precisión:

  • Primer ejercicio. Estírate en el suelo boca arriba. Pon tus rodillas contra el pecho (flexionando las piernas), acércalas lo más que puedas con la ayuda de tus brazos. Mantén la posición durante 20 segundos y luego relájate durante algunos segundos. Repetir dos veces más.
  • Segundo ejercicio: En el suelo a cuatro patas (de rodillas, coloca las manos hacia adelante, apoyándolas en el suelo a la altura de los hombros). Exhala doblando la columna vertebral hacia arriba hasta que los pulmones estén completamente vacíos. Inspira y vuelve lentamente a la posición inicial manteniendo la espalda completamente recta como una tabla. Repetir 5 veces.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Coméntanos y compártelo con tus amigos! :)

CÓMO CALCULAR LAS CALORÍAS Y PRACTICAR LOS MEJORES EJERCICIOS EN CASA

Si una persona introduce una cantidad de calorías mayor o menor que la que consume durante las actividades diarias, entonces su peso aumentará o disminuirá. Si aprendes a calcular cuántas calorías quemas en un día, puedes mantener tu peso dentro de tus estándares o controlar tu progreso con los ejercicios físicos.

Saber las calorías que quemas no es lo único importante, también lo es saber si pierdes, ganas o mantienes el peso, al mismo tiempo que tener información más detallada sobre tu cuerpo.

Vamos a descubrir qué son las calorías, cuántas calorías se pueden quemar en un día y los mejores ejercicios para quemar calorías en casa.

 

¿Qué son las calorías?

Independientemente de la actividad física que haga nuestro cuerpo – ya sea ejercicio cardiovascular o levantamiento de pesas – necesita energía – en forma de calorías – para conseguirla.

La caloría es una unidad de medida de energía. Cada ser humano necesita un cierto consumo calórico diario. Esto se define como la cantidad de energía – basada en alimentos – necesaria para compensar el gasto energético que cada uno de nosotros tiene que emplear para las actividades físicas y mentales que realizamos todos los días. El consumo diario de energía se mide en calorías. En un lenguaje común, la palabra «calorías» generalmente significa kilocalorías.

La cantidad de energía (calorías) en un alimento específico depende realmente de cuántas proteínas, grasas y carbohidratos tenga. Cada gramo de proteína o carbohidratos en un alimento proporciona 4 calorías de energía a tu cuerpo; sin embargo, la grasa contiene casi el doble – 9 calorías por gramo – y es por eso que los alimentos grasos se denominan «sustanciales».

¿Cuántas calorías se queman al día? Es una pregunta interesante, ¡y nosotros tenemos la respuesta!

Sigue leyendo para conocer cómo calcular calorías.

 

¿Cómo calcular calorías?

El cuerpo humano es un motor que consume constantemente combustible, o sea calorías, incluso durante el sueño. El metabolismo basal indica el número de calorías quemadas por el cuerpo en un día para simplemente mantenerse vivo.

El metabolismo basal varía según la edad, el sexo, la estatura y los factores genéticos. Para obtener un valor confiable de las calorías consumidas cada día, tiene que empezar a calcular tu metabolismo basal.

Utiliza estas fórmulas descritas aquí:

Cálculo del metabolismo basal

 

Para obtener una cifra precisa del consumo diario de energía es necesario calcular cuántas calorías se queman con la actividad física. Las personas tienen un consumo calórico diferente en función del gasto de energía necesario para hacer ejercicio.

 

Para saber concretamente cuantas calorías quemas, es necesario multiplicar el metabolismo basal en concordancia con estos criterios:

-Si no entrenas y sigues un estilo de vida muy sedentario, multiplica el metabolismo basal por un coeficiente de 1,2;

-Si haces actividad física moderada (1-3 veces por semana) o estás ligeramente activ@, entonces el coeficiente es de 1,375;

-Las personas que entrenan 3-5 veces a la semana o siguen un estilo de vida activo deben multiplicar su metabolismo basal por 1,55;

-Si haces ejercicio casi todos los días, entonces multiplica tu metabolismo basal por 1,725;

-Si haces ejercicio todos los días (incluso más de una vez al día) y tienes un trabajo muy duro, multiplica la cifra por 1,9.

 

Hasta ahora, hemos visto cómo calcular las calorías quemadas y hemos aprendido que eso también depende del ejercicio físico que se haga. Descubramos juntos los ejercicios para hacer en casa que queman más calorías.

 

¿Cuáles son los ejercicios que queman más calorías?

El ejercicio es uno de los mejores hábitos para mantenerte en forma y garantizar una buena salud física y mental. La actividad física, de hecho, aumenta el consumo de energía del cuerpo y le permite deshacerse del exceso de calorías, que a menudo es una de las principales causas de sobrepeso.

Y por si fuera poco, el ejercicio ayuda a mantener los músculos y las articulaciones en buen estado, haciéndolos más y más resistentes.

Hoy en día, hay diferentes tipos de entrenamiento y actividad física que te permiten hacer ejercicio sin necesidad de ir al gimnasio. Aquí hay algunos ejemplos de ejercicios para hacer en casa y quemar muchas calorías:

-Subir y bajar escaleras (incluso en el trabajo, en lugar de coger el ascensor) como ejercicio puede ayudar a quemar de 300 a 500 calorías, dependiendo del tiempo que se dedique a esta actividad.

-Correr a un buen ritmo ayuda a quemar de 350 a 450 calorías (con una media de 1,6 km en 8 minutos).

-Las sentadillas no sólo ayudan a quemar grasa, sino que también fortalecen los músculos de las nalgas, las piernas y el abdomen. Para quemar 80 calorías, recomendamos 8 series de 20 repeticiones con un descanso de 45 segundos entre serie y serie.

-La bicicleta es un excelente ejercicio para la salud cardiovascular. También fortalece diferentes grupos musculares de nuestro cuerpo. Una sesión intensa de 45 o 60 minutos puede ayudarte a perder de 300 a 400 calorías.

-Pocas personas saben que una actividad tan agradable como la de bailar es también una forma eficaz de entrenar el cuerpo y quemar calorías. Dependiendo de la intensidad y el ritmo, el baile te ayuda a perder de 180 a 200 calorías por sesión.

 

¿Te ha resultado útil este artículo sobre cómo calcular calorías y tipos de ejercicios? ¡Compártelo con tus amigos, comienza inmediatamente a quemar calorías y ponte en forma con nuestros ejercicios para hacer en casa! :)

Si necesitas algo o informaciones nutricionales, ponte en contacto con nuesto Equipo Científico. Estamos siempre a tu disposición.

 

LOS BENEFICIOS DEL AYUNO Y EL NUTRICIONISTA

En nuestra vida cotidiana, comemos y asimilamos alimentos regularmente. Al ayunar, el cuerpo deja de asimilar: elimina las reservas y los tejidos dañados. Invierte sus energías en la renovación y reparación de todas las funciones biológicas.

Hoy en día no es necesario ayunar completamente, ya que podemos contar con la Dieta que Imita el Ayuno.

La Dieta que Imita el Ayuno es el primer y único programa de comidas que ha pasado por ensayos clínicos en la Universidad del Sur de California.  Este programa de ayuno proporciona micronutrientes y macronutrientes científicamente investigados en cantidades y combinaciones precisas que nutren el cuerpo pero este no lo reconoce y, por lo tanto, imita un estado de ayuno!

Vamos a descubrir cuáles son los beneficios del ayuno, cuáles son las expectativas de una nueva dieta y la importancia de una figura nutricionista en ello.

 

Es importante conocer la Dieta que Imita el Ayuno

La Dieta que Imita el Ayuno requiere una ingesta controlada de proteínas (9-11%), carbohidratos (43-47%) y grasa (44-46%) para una reducción calórica global, que oscila entre 34 y 54%, en comparación a la toma normal.

Antes de empezar el día y después de la última comida, es importante evitar también incluso cualquier tipo de snack, con el fin de adaptar al organismo a vivir y trabajar en condiciones de saciedad reducida. Al hacerlo, también evitas acumular energía al final del día, que es lo que sucede a los que están acostumbrados a cenar muy tarde, sin tener tiempo para quemar la energía acumulada justo antes de acostarse.

Los principales beneficios del ayuno se refieren a la preservación de un correcto estado de salud celular, a nivel de todos los órganos. El proceso es posible por el agotamiento de las reservas de glucosa y el uso de grasa como fuente de energía. ¿Cuáles son los principales beneficios del ayuno?

Sigue leyendo para saber más.

 

Los beneficios del ayuno

Los principales beneficios del ayuno son:

  • Mejora del rendimiento. Se siente mayor concentración, claridad y energía, a través de los beneficios de un cuerpo más delgado;
  • Pérdida de peso. Puede inducir la pérdida de peso al tiempo que protege la masa corporal magra. La tasa de pérdida de peso puede cambiar de un sujeto a otro;
  • Mejora de la renovación celular. Promueve la mayoría de los beneficiosos del ayuno y el rejuvenecimiento desde dentro;
  • Salud metabólica. Ayuda a mantener la salud metabólica para contribuir al bienestar general.

 

Expectativas de la dieta: qué efectos traerá la nueva dieta

Comenzar una dieta nunca es fácil.

Te vienen a la mente miles de preguntas: ¿necesito perder peso? ¿qué representa para mí la comida? ¿y si eso no funciona?

Está bien hacerse preguntas, porque solo conociendo plenamente tus propias motivaciones, miedos y dificultades, es posible vivir esta elección, no como un sacrificio, sino como una oportunidad extraordinaria para quererte a ti mism@.

La preocupación por no poder seguir una dieta a raja tabla está relacionada con muchos factores: no alcanzar el peso deseado, no ser capaz de resistirse a la comida, tener que evitar eventos sociales, no poder pasar tiempo cocinando, gastar demasiado dinero para comprar alimentos saludables y de mejor calidad nutricional.

Las personas suelen aferrase a los planes dietéticos, ya que consideran que es la única manera de mantenerse saludable y alcanzar una meta individual. Esto está fuertemente influenciado por la cultura en la que vivimos, la cual promueve la delgadez como algo saludable y promueve la pérdida de peso asegurando que es la mejor manera de mejorar el bienestar.

En cambio, debes entender que no necesitas comer perfecto para conseguir un estado saludable óptimo. Esto es lo que deberías esperar cuando empiezas una nueva dieta. ¿Y con respecto a la Dieta que Imita el Ayuno? Puedes obtener todos los beneficios del ayuno que mencionamos anteriormente. 😄

¡No te lo pierdas! Recibe las últimas noticias y tendencias relacionadas con la nutrición, la salud y el bienestar

Cómo volver a la alimentación normal después de una dieta

Después de una dieta, es importante continuar el camino dietético hacia una educación alimentaria específica.

Después de semanas de fatiga y renuncia, la primera reacción es empezar a hacer y comer como antes. ¡Este es el error más grande!

La dieta, de hecho, no es algo temporal, sino una nueva forma saludable de ver la comida y vivir la vida. Un estilo de vida para cuidarte, para tu apariencia y tu salud.

¿Cómo volver a la alimentación normal después de una dieta? Con la ayuda de un nutricionista es fácil seguir el camino, y esto también se aplica a la Dieta que Imita el Ayuno.

 

La importancia de la figura de un nutricionista

La figura del nutricionista tiene un papel fundamental en todo este proceso. El nutricionista es quien asiste a la persona en las fases pre, durante y post dieta.

La asistencia del nutricionista, de hecho, es fundamental para:

  • formular una dieta diaria más acorde con el estilo de vida de la persona, sin encontrar dificultades para aplicarla;
  • dar apoyo durante la dieta;
  • dirigir a la persona hacia un estilo de vida saludable.

 

En cuanto a la Dieta que Imita el Ayuno, la misión de nuestras nutricionistas del Equipo Científico es ayudar a todos los que decidan empezar el programa a entender cuándo comenzar y cómo enfrentar los posibles síntomas asociados con la simulación de ayuno, como, por ejemplo: cansancio, hambre, nerviosismo o insomnio.

Antes de comenzar, el Equipo Científico te explica todos los beneficios del ayuno, lo que no se recomienda hacer durante el ciclo y cuando la dieta no se puede hacer (por ejemplo, cuando la persona está embarazada o tiene ciertas enfermedades). Una vez que el ciclo ha comenzado, las nutricionistas están siempre a disposición del cliente para apoyar y responder preguntas nutricionales específicas. Al final de la Dieta que Imita el Ayuno, también guían y aconsejan qué comer en el sexto día, el día de transición, para volver a la alimentación normal.

Si deseas saber más sobre la Dieta que Imita el Ayuno, los beneficios del ayuno o quieres pedir información nutricional específica, puedes ponerte en contacto con nuestro Equipo Científico escribiendo al correo scientificteam@lnutra.it o introducir tus datos aquí. Nuestras nutricionistas estarán a tu disposición para una consulta gratuita. 😄

FRUTAS PARA MEJORAR LA PIEL

Algunos alimentos te pueden ayudar a estar más guapa.  Para una piel siempre perfecta, es importante nutrirse de vitaminas, enzimas, ácidos grasos insaturados y antioxidantes. Es un hecho conocido que la fruta tiene propiedades beneficiosas para nuestra salud, pero sus efectos positivos en nuestra piel son menos conocidos. La fruta es un verdadero aliado para nuestra belleza. ¿Cuáles son las mejores frutas para mejorar nuestra piel? Descubrámoslo juntos.

 

MEJORES FRUTAS PARA MEJORAR LA PIEL

La frase «eres lo que comes» nunca ha tenido más relevancia. Con un estilo de vida saludable, finalmente estamos aceptando el hecho de que conseguir un aspecto radiante de nuestro cuerpo no sólo gira entorno a los productos que nos ponemos en la piel (y a un tratamiento facial de vez en cuando), sino que también son importantes la dieta y estilo de vida.

En una dieta saludable juega un papel fundamental la fruta. Vamos a ver cuál es la mejor fruta para hidratar la piel, pero antes descubramos porque la fruta es importante para mejorar la piel.

 

¿POR QUÉ LAS FRUTAS MEJORAN LA SALUD DE LA PIEL?

Las vitaminas, minerales y enzimas, tienen propiedades antioxidantes, y, además, son nutrientes ineludibles en una dieta enfocada a mantener y mejorar la salud de la piel. Estas sustancias ayudan a contrarrestar la acción de los radicales libres, y, por lo tanto, previenen el envejecimiento de la piel.

Los antioxidantes también tienen efectos antiinflamatorios y actúan contra las impurezas de la piel y el acné. Por ello, la fruta es el mejor aliado para la salud de la piel: es un alimento hidratante y rico de sustancias esenciales para el bienestar del organismo.

La fruta, además, ayuda a mantener la piel elástica y luminosa gracias a la presencia de vitamina C y carotenoides, precursores de la vitamina A. Esta vitamina es clave en el tratamiento del acné y ayuda a combatir la degeneración de las células causada por los radicales libres. Mientras que la vitamina C es un potente antiinflamatorio que ayuda al sistema inmune a eliminar las infecciones.

 

FRUTAS PARA HIDRATAR LA PIEL

La fruta es un importante aliado para salud de la piel, sobretodo la del rostro: en particular los carotenoides, los cuales podemos encontrar en muchas frutas y verduras de color amarillo, naranja, rojo y verde. Éstos, sirven para evitar el envejecimiento celular, responsable de las arrugas y de la sequedad de la piel. Uno de los antioxidantes más eficaces contra el envejecimiento de la piel del rostro es el licopeno, presente en los tomates, la sandía y el pomelo rosa. Este carotenoide también protege la piel de los rayos del sol, reduciendo el riesgo de formación de manchas.

Otras frutas para mejorar la piel son:

-Arándanos. Entre los diferentes frutos rojos, los arándanos son los que mejor actúan sobre la piel. Estas bayas ricas en antioxidantes pueden ayudar a desintoxicar el cuerpo y proteger la piel del envejecimiento prematuro.

-Aguacate. Lleno de ácidos grasos Omega 9, parte de los cimientos de una piel sana. Esta fruta fomenta la regeneración epidérmica reduciendo irritación y enrojecimiento. Complementar tu dieta con aguacate puede ayudarte a tener una piel más brillante.

-Zumo de limón. Comúnmente reconocido por sus propiedades benéficas purificantes, el limón ayuda a lavar las toxinas del cuerpo y a limpiar la piel. Beber agua tibia con una rodaja de limón por la mañana es una manera perfecta de hidratar y limpiar la piel, dándole un aspecto más brillante.

– Mango. Lleno de beta-caroteno, un potente antioxidante, puede reducir el ritmo del envejecimiento y puede rejuvenecer la piel. La vitamina C también fomenta la producción de colágeno en la piel, ayudando a mantener la elasticidad.

– Naranja. Está dentro de las frutas top que mejoran la piel. El alto contenido de vitamina C, la hace una de las mejores frutas para hidratar la piel y mantenerla sana y radiante. Es un potente antioxidante que ayuda a retrasar el envejecimiento de los tejidos de la piel, mientras que favorece el aumento de colágeno haciendo la piel más fuerte y tersa. Además, la cáscara de naranja es ideal para limpiar la piel y luchar contra las impurezas de la cara, por ejemplo, los puntos negros.

-Sandía. Tanto su consumo como su aplicación sobre la piel como tratamiento estético es ideal para hidratar y humedecer la piel en profundidad. Es rica en vitamina A y C, por lo que, además de hidratar, ayuda a recuperar el brillo y la suavidad de la piel.

-Kiwi. Tiene un alto contenido de vitamina C y es rico también en potasio, vitamina E, cobre y hierro, que, combinados, dotan al kiwi características antisépticas y antialérgicas que no hay que subestimar. En él también podemos encontrar muchos minerales que lo hacen un potente remineralizante capaz de regular la función cardíaca y la presión arterial.

 

También encontramos en los frutos secos propiedades para mejorar la piel. ¿Cuáles? Sigue leyendo.

¡No te lo pierdas! Recibe las últimas noticias y tendencias relacionadas con la nutrición, la salud y el bienestar

 

Frutos secos para mejorar la piel

Los nutrientes esenciales para la salud de la piel son también los omega-3, que se encuentran no sólo en el pescado, sino también en algunos tipos de frutos secos. Los frutos que tienen la mayor cantidad de omega-3 son las nueces, las almendras y las avellanas. Comer un puñado de frutos secos cada día ayuda a combatir la sequedad de la piel, el cabello y la dermatitis, manteniendo la piel hidratada y elástica.

-Almendras. Proporcionan grasas buenas. Las almendras son particularmente conocidas por su amplia gama de beneficios cómo el alto nivel de vitamina E, el cual protege la piel del daño celular y fomenta la regeneración.

-Nueces. Se consideran uno de los mejores alimentos para la piel entre las fuentes más ricas de ácidos grasos insaturados omega-3 y omega-6.

-Entre las semillas podemos también hablar del girasol, el cual contiene cantidades considerables de zinc y vitamina E. Y el lino, rico en un tipo omega-3 llamado ácido alfa-linoleico.

¿Un consejo rico? Agregar los frutos secos a la ensalada puede ser una manera sabrosa de mantener tu piel saludable.

 

 ÚLTIMOS CONSEJOS PARA UNA PIEL SANA

Además de las mejores frutas y frutos secos para mejorar la piel, aquí hay otras dos reglas básicas importantes a seguir para mantener tu piel saludable e hidratada:

  1. Evita la comida rápida, o tan comúnmente conocida como “comida basura”. Esta contribuye al envejecimiento de la piel. Además de las frutas con colágeno para la piel, es necesario dar prioridad a los alimentos que hidratan en profundidad y protegen los capilares. Una nutrición adecuada ayuda a controlar el envejecimiento de la piel y prevenir las arrugas.
  2. Bebe mucha agua. Las células están compuestas principalmente de agua, y si estás deshidratada, el efecto es evidente debido a la descamación y sequedad de la piel. Además del agua, la mejor bebida que se puede consumir es el té verde, dadas sus propiedades antiinflamatorias y desintoxicantes

 

¿Te pareció interesante este artículo sobre las mejores frutas para mejorar la piel? ¡Déjanos tu opinión y compártelo con tus amigos!

CÓMO REFORZAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

El sistema inmunológico es nuestro escudo natural contra la agresión externa. Es el conjunto de sofisticados mecanismos que defiende nuestro cuerpo del ataque de amenazas externas, como virus, bacterias u otras sustancias dañinas que podrían dañar nuestro cuerpo.

Vamos a descubrir a través de este artículo que es el sistema inmunológico, cómo funciona y las mejores maneras de reforzarlo.

¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es el sistema inmunológico?

Nuestro organismo está equipado con un sistema de defensa eficiente contra agentes ajenos al organismo: este es el sistema inmunológico, compuesto por diferentes células, cada una con funciones específicas, y moléculas circulantes que trabajan juntas para reconocer y eliminar agentes extraños como bacterias, parásitos y virus, pero también células infectadas con patógenos y células cancerosas.

Nuestro sistema inmunológico está formado por diferentes células las cuales tienen funciones específicas. Nuestro sistema inmunológico está siempre alerta y listo para intervenir en caso de emergencia, poniendo en práctica las contramedidas necesarias para defender el organismo y mantenerlo sano.

Estos ataques son comunes en nuestra vida cotidiana. Cuando nuestro sistema inmunológico interviene rápidamente para luchar contra un “invasor” antes de que pueda propagarse, no sentimos ningún cambio. En cambio, cuando nuestras defensas no reconocen inmediatamente la naturaleza de éste, hay una serie de síntomas que indican que el cuerpo está tratando de hacer frente a la afección o infección.

 

¿Cómo funciona el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico tiene tres funciones principales:

-proteger al organismo contra los agentes patógenos (invasores externos que causan enfermedades);

-eliminar las células y tejidos dañados o muertos, así como los glóbulos rojos envejecidos;

-reconocer y extraer células anormales, como las células cancerosas (neoplásicas).

 

Se han identificado dos tipos de respuesta inmune interna:

-respuesta inmune innata: mecanismo de defensa general, presente desde el nacimiento, actúa rápidamente (en minutos o horas) e indiscriminadamente contra cualquier agente externo;

-respuesta inmune adquirida: se desarrolla lentamente después del primer encuentro con un patógeno específico (en días), y aprende para actuar más rápidamente contra futuras exposiciones.

Ahora veamos cómo reforzar el sistema inmunológico.

 

Cómo reforzar el sistema inmunológico

¿Cómo reforzar el sistema inmunológico? Es una buena pregunta. Mejorar el sistema inmunológico es una necesidad cuando está comprometido o debilitado por varios factores como lo son el estrés, enfermedades, el uso excesivo de antibióticos, frío, cambio de estación, nutrición inadecuada, falta de sueño y descanso, etc. En estos casos, se produce una bajada de defensas inmune y ello conlleva a una mayor susceptibilidad a las infecciones (enfermedades causadas por agentes infecciosos como bacterias, virus, hongos y parásitos).

Hoy en día, las principales causas del debilitamiento del sistema inmunológico son el estrés, algunas patologías concretas, el uso excesivo de antibióticos, factores ambientales (por ejemplo: frío, humedad, cambio de estación, exposición excesiva al sol, etc.), una alimentación inadecuada, la falta de sueño y descanso, el sedentarismo, la fatiga física y la edad avanzada.

 

¡No te lo pierdas! Recibe las últimas noticias y tendencias relacionadas con la nutrición, la salud y el bienestar

 

Cómo tener un sistema inmunológico fuerte

Según la opinión unánime de la comunidad científica y médica, la mejor manera de reforzar el sistema inmunológico es adoptar un estilo de vida saludable. Llevando un estilo de vida saludable, cualquier órgano, aparato y sistema del cuerpo humano – incluyendo el sistema inmunológico – funciona mejor y de manera más eficaz.

Seguir algunos principios básicos que proporcionan una combinación perfecta de hábitos virtuosos puede ayudarnos a entender cómo reforzar el sistema inmunológico.

Un estilo de vida saludable implica una dieta rica en frutas y verduras, hacer ejercicio regular, no fumar, no excederse con el uso del alcohol, mantener un control de peso adecuado y una presión arterial baja, dormir al menos 7-8 horas durante la noche, y mantener una higiene personal adecuada.

Vamos a profundizar en las reglas básicas sobre cómo reforzar el sistema inmunológico:

-Actividad física. Es importante saber practicar deporte de una forma segura para entender cómo reforzar el sistema inmunológico. El ejercicio físico ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico, pero es importante practicarlo de una manera moderada y equilibrada, ya que practicar ejercicio en exceso puede producir un efecto contrario por el estrés al que se somete el cuerpo, y, en consecuencia, experimentar un bajón inmunológico.

-Mantenimiento del peso corporal. Esto está estrechamente relacionado con una dieta equilibrada y el ejercicio físico regular;

-Limitación del consumo de alcohol. El abuso del alcohol perjudica gravemente la salud y tiene un efecto depresivo en el sistema inmunológico.

-No fumar. Entre los innumerables daños causados por el consumo de tabaco, se incluye el debilitamiento del sistema inmunológico;

– Dormir las horas recomendadas. Durante el sueño nocturno, nuestro cuerpo procesa las proteínas consumidas en nuestra dieta y las utiliza para combatir patógenos potenciales. La falta de sueño y descanso afecta negativamente a este propósito y nos volvemos más vulnerables a las infecciones;

-Mantener una presión arterial óptima;

-Cuidado de la higiene personal.

 

¿Y sobre la nutrición? Sigue leyendo para aprender sobre los alimentos beneficiosos para el sistema inmunológico.

 

Alimentos para el sistema inmunológico

El hábito de consumir frutas, verduras, granos enteros y yogur, asociado con la ingesta de prebióticos y probióticos (fermentos lácticos vivos), y el buen hábito de limitar la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas, son la base de una dieta correcta que es capaz de reforzar el sistema inmunológico.

Hay alimentos antiinflamatorios y antioxidantes que son particularmente protectores contra los estados febriles: algunos ejemplos son el ajo, el té verde sin azúcar, o especies como la cúrcuma y la canela que estimulan el sistema inmunológico y tienen efectos positivos en la salud en general.

De hecho, la resistencia a las infecciones (que pueden ser causadas por virus o bacterias) se puede mejorar proporcionando al cuerpo alimentos ricos en antioxidantes.

¿Has leído nuestro artículo sobre la importancia de los antioxidantes? ¡Lo encuentras aquí! (LINK)

Los antioxidantes son moléculas que ayudan a nuestro cuerpo a defenderse del ataque de agentes nocivos. Son capaces de prevenir o reparar el daño producido por los radicales libres.

Los alimentos antioxidantes más poderosos que pueden ayudar a reforzar el sistema inmunológico son kiwis, verduras de hoja verde como espinacas y achicoria, brócoli, col, piña, tomates, pimientos, aceites vegetales (cacahuetes, maíz, girasol, aceite virgen extra de oliva), zanahorias, avellanas, calabaza y perejil.

 

Si la corrección de hábitos alimenticios, el deporte, la limitación del consumo de alcohol, etc. no son suficientes para reforzar el sistema inmunológico, es posible utilizar algunos recursos que la naturaleza siempre ha ofrecido al ser humano: plantas medicinales con acción inmunoestimulante y adaptogénicas. Otra solución puede ser el uso de vitaminas para aumentar las defensas del sistema inmunológico.

 

Vitaminas para aumentar las defensas del sistema inmunológico

Hay vitaminas específicas útiles para reforzar el sistema inmunológico. ¿Conoces el poder antioxidante de la vitamina C que a la vez es útil para mejorar el sistema inmunológico?

Otra vitamina que se considera útil es la vitamina D. Es recomendable utilizar un suplemento de vitamina D en otoño, cuando hay poca luz solar. El cuerpo produce esta vitamina cuando exponemos nuestra piel directamente a luz solar, por ello en otoño e invierno tendemos a carecer de ella.

Por lo tanto, sería útil, siguiendo el consejo de tu médico, utilizar un suplemento de vitamina D y vitamina C en los periodos otoñales y de invierno, o incluso mejor aún, utilizar suplementos multivitamínicos en dosis bajas durante todo el año.

 

Como hemos visto, el bienestar del sistema inmunológico también depende de la dieta, el estilo de vida y la constitución individual. Cuídate y pon en práctica estos valiosos consejos sobre cómo reforzar el sistema inmunológico. ¿Te pareció interesante este artículo? ¡Déjanos tu opinión! 😊

YOGA PARA PRINCIPIANTES: CÓMO EMPEZAR

¿Estás pensando en practicar yoga pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, porque las dudas son completamente normales entre los que quieren acercarse al yoga por primera vez.

Hemos redactacdo este artículo para ti, para facilitarte el camino. El objetivo es proporcionarte una visión general sobre el yoga para principiantes y daros indicaciones sobre cómo y para que sirve el yoga.

Vamos allá! 😊

 

YOGA PARA PRINCIPIANTES: QUÉ ES + NOCIONES BÁSICAS

El yoga es una disciplina milenaria que combina respiración, movimiento y meditación. Desarrollado en la India, los beneficios del yoga ahora son reconocidos en todo el mundo.  La investigación científica ha demostrado que el yoga puede ayudar a controlar el estrés, aliviar la depresión y la ansiedad, y mejorar el estado de ánimo y la calidad del sueño.

Ya que este es un artículo sobre yoga para principiantes, debes saber que una clase de yoga puede durar de 45 minutos a 90 minutos. Comienza con la respiración y ejercicios de calentamiento. Después, continúa con la ejecución de una serie de posturas de yoga (llamadas asanas) y termina con la relajación final, y, en algunos casos, con unos minutos de meditación.

Ropa recomendada para el yoga

El Yoga, en su sabiduría, nos enseña y ayuda a reconocer lo esencial, dejando espacio para poder ver la belleza de lo sencillo y eliminar lo superfluo. Es por ello mismo, en concordancia con su esencia, que la ropa debe ser simple y ligera; unos pantalones o leggings, un top o una camiseta y una sudadera será suficiente. No olvides que las dos piezas más importantes son tu cuerpo y tu mente. Tampoco necesitas zapatos especiales ya que el yoga se practica descalzo. Aunque puedes llevar medias de yoga con almohadillas de goma antideslizantes para evitar resbalones si lo prefieres. Nuestro consejo, sin embargo, es que lo hagas descalzo. 😊

 

YOGA PARA PRINCIPIANTES: DIFERENTES TIPOS DE YOGA

La mejor manera de aprender yoga es haciéndolo, pero si te sientes nervioso para asistir a una clase de yoga, la mejor manera es empezar a buscar y obtener información sobre para que sirve el yoga, las posturas del yoga, los beneficios del yoga, y, principalmente, los diferentes tipos de yoga que existen.

Tipos de yoga

Hay muchos tipos de yoga, así que para entender qué tipo es el más adecuado para ti te invitamos a que sigas leyendo:

-Yoga Hatha suele ser el mejor tipo de yoga para principiantes, especialmente para los que están viviendo una vida sedentaria, ya que es una práctica más lenta en comparación con otros tipos;

-Yoga Ashtanga, Power y Vinyasa pueden ser más desafiantes, pero también hay clases de Vinyasa yoga para principiantes, intermedios y avanzados. Mientras que durante las lecciones de yoga Vinyasa y Power, las secuencias siempre cambian, en el yoga Ashtanga las posturas de yoga son siempre las mismas;

-Yoga Iyengar se centra básicamente en la alineación correcta del cuerpo y a menudo utiliza objetos y soportes para ayudar a los participantes a perfeccionar la ejecución de posturas de yoga;

-Yoga Caliente es un tipo de yoga practicado en un ambiente cálido. El calor hace que los cuerpos sean más flexibles. No es bueno para aquellas personas que sufran de problemas de salud relacionado con problemas cardíacos, ni tampoco es aconsejable para los que son particularmente sensibles al calor;

-Yoga Kundalini se utiliza sobre todo como un tipo de yoga curativo y las clases pueden incorporar elementos de meditación, canto y espiritualidad.

POSTURAS DE YOGA

Se dice que el yoga tiene tantas posiciones como seres humanos. ¿Con qué posturas de yoga podríamos empezar? Veamos juntos las mejores posturas de yoga para principiantes:

-Posiciones de pie: las posiciones de pie se hacen a menudo para empezar y para calentar el cuerpo;

-Posiciones de equilibrio: estas posiciones para principiantes de yoga son una manera importante en construir la fuerza necesaria para realizar posturas avanzadas. Aunque pueden parecer difíciles, se puede mejorar considerablemente gracias a la práctica regular;

-Puente: Hablando de yoga para principiantes, comenzarás con una ligera flexión y extensión de la columna vertebral, y luego pasarás a posturas más profundas. Dado que rara vez nos movemos así en el día a día, las curvas hacia atrás son esenciales para la salud y la longevidad de la columna vertebral;

–Posiciones sentadas: Los estiramientos sentados se realizan generalmente al final de una clase de yoga. Colocar una manta plegada o un bloque debajo de tu trasero es una buena manera de sentirse más cómodo en este tipo de posturas;

-Posiciones de descanso: Es importante conocer las posturas de descanso, especialmente la postura del bebé, que puedes hacer cada vez que necesites descansar durante una sesión de yoga. Entre estas posiciones, está Savasana, o la posición del cadáver, que es útil para la relajación final de la mente y del cuerpo.

 

BENEFICIOS DEL YOGA

Los beneficios del yoga son numerosos. Muchos maestros y personas que lo practican están convencidos de ello, así como lo están también científicos y médicos.

En los últimos 30 años casi mil estudios han demostrado que la combinación de posturas de yoga (asanas), meditación y respiración (pranayama), tienen beneficios tanto en la mente como en el cuerpo, y puede dar alivio a muchas enfermedades como hipertensión, artritis, etc.  Por supuesto, tienes que ser constante para poder disfrutar de los beneficios del yoga.

¿Cuáles son los beneficios del yoga?

Practicando yoga de manera constante, en pocos meses, puedes obtener los beneficios que esta técnica milenaria es capaz de dar.

Los principales beneficios del yoga son:

– Reducción del estrés y de la ansiedad;

– Mejora de la capacidad de relajación;

– Aumento de la concentración;

– Desarrollo de la conciencia respiratoria;

– Mayor elasticidad y flexibilidad;

– Aumento de la resistencia;

– Corrección de los desequilibrios corporales y musculares;

– Armonización de las posturas;

– Mejora de la coordinación;

– Mejorar del equilibrio y la estabilidad;

– Mayor sensibilización de la conciencia corporal;

– Mejora de la armonía entre la mente y el cuerpo.

 

El yoga combina flexibilidad, fuerza y equilibrio dando los beneficios de un entrenamiento sinérgico y completo.

 

YOGA PARA PRINCIPIANTES: UN ÚLTIMO CONSEJO

El yoga es una práctica muy personal. Lo que es seguro y efectivo para una persona puede no ser seguro o efectivo para otra.  Uno de los principios del yoga es la no violencia. La no violencia hacia tu cuerpo, respetando sus límites y salud. La aceptación es siempre parte de la práctica del yoga. Muchas posturas de yoga requieren una cierta fuerza y un equilibrio excelente que necesita tiempo para desarrollarse. Empieza por hacer posiciones básicas de yoga y tómate tu tiempo para entrenar. ¡Todo llegará en el momento adecuado, no te desanimes!

Queremos desearte lo mejor en el comienzo de este nuevo viaje. Namastè! 😊

BENEFICIOS DE LAS PATATAS Y LOS CEREALES

Los cereales y las patatas son una fuente importante de carbohidratos complejos y fibra en nuestra dieta. En particular, comparten la riqueza del almidón, que para nuestro organismo constituye un suministro de energía prolongada en el tiempo.

Juntos, forman parte del grupo de alimentos de los que tenemos que extraer aproximadamente la mitad de nuestra energía diaria, y, por tanto, uno de nuestros pilares sobre los que se basa la dieta mediterránea. El grupo de cereales y patatas incluye pasta, pan y productos de panadería, arroz, cebada, maíz, así como otros cereales y tubérculos como patatas y topinambur. En nuestra dieta diaria, estos alimentos son la fuente más importante de almidón, carbohidratos y energía.

Vamos a conocer los beneficios de las patatas y los cereales.

 

¿Qué son los cereales?

Los cereales, en forma de pasta, pan, bizcochos y productos de panadería, son la principal fuente de carbohidratos en nuestra dieta, pero también contienen una buena cantidad de vitaminas del grupo B y un porcentaje discreto de proteínas. Muchas veces, comemos cereales refinados, pobres en minerales y sobre todo en fibra, y aunque pueda parecer lo contrario, tienen muchos efectos beneficiosos sobre el organismo.

Los cereales han sido la base de la nutrición humana durante milenios, también gracias a su gran versatilidad que ha permitido obtener una amplia gama de productos procesados de acuerdo con los diferentes hábitos alimenticios y tradiciones en el mundo.

El término «cereales» se refiere principalmente a:

-Trigo;

-Arroz;

-Maíz;

-Cebada;

-Avena;

-Centeno;

-Sorgo;

-Mijo;

¿El cereal es saludable?  Aunque existen diferencias entre ellos, los cereales tienen en común importantes propiedades nutricionales: como ya hemos mencionado, son una excelente fuente de energía, gracias a la alta cantidad de carbohidratos, y una fuente pobre en proteínas, minerales, vitaminas y fibra.

 

El trigo, cultivado desde la antigüedad, es uno de los principales recursos alimentarios del hombre. A partir de esto, a través de la molienda, se obtiene la sémola y la harina. Su fruto, que toma el nombre de caryopsis, consiste principalmente en almidón (alrededor del 70%) y proteínas (10-15%).

En la caryopsis no está presente el gluten, que se forma con la hidratación de la sémola y harinas durante la obtención de la masa diferente. Esta famosa proteína está presente no sólo en el trigo, sino también en otros cereales como la cebada y el centeno y es responsable de la enfermedad celíaca, una intolerancia permanente al gluten que se manifiesta con inflamación crónica del intestino delgado.

 

La pasta es un producto obtenido de la harina a través de unos procesos de refinación. Se le priva de una parte de fibra, por lo que este alimento es menos saciante que los cereales consumidos como tales. La pasta también contiene más carbohidratos y gluten.

Iniciando una dieta estricta, crees que tienes que eliminar completamente la pasta… Para los amantes de la pasta: no temáis! Nunca debes eliminar los carbohidratos de tu dieta. Será suficiente dar preferencia a la pasta integral, la cual tiene un mayor poder saciante que la pasta obtenida por refinación, ya que contiene más fibras.

 

El pan y los productos de panadería forman parte de una categoría de alimentos muy heterogénea, pero tienen los mismos ingredientes básicos, que son generalmente: harina, agua y agentes fermentadores.

El pan contiene, en misma proporción, menos carbohidratos que la pasta. El pan integral es preferible para la cantidad reducida de carbohidratos glucémicos. Por último, es mejor evitar el pan si se come pasta o arroz, con el fin de no exceder la ingesta de carbohidratos y mantener los niveles de glucosa en sangre controlados.

 

El arroz es originario de Asia y tiene interesantes propiedades nutricionales. Además de contener almidón en abundancia, tiene niveles bajos en proteínas. Estas están presentes en cantidades más pequeñas que en otros cereales, pero tienen un alto valor nutricional, ya que son ricas en aminoácido esencial lisina.

Además de ser extremadamente digestible, el arroz no contiene gluten, y por esta razón, está indicado en caso de enfermedad celíaca. También es capaz de saciar mucho más que otros alimentos, ya que durante la cocción su volumen puede triplicarse.

Algunos buenos hábitos sobre los cereales

-no consumir pan si comes pasta o arroz;

-dar preferencia a los cereales enteros (espelta, cebada, mijo, arroz, etc.) a la pasta u otros productos de panadería, porque proporcionan la cantidad adecuada de carbohidratos y son más tolerados por el intestino;

-dar preferencia a los granos enteros porque tienen un mayor contenido de fibra respecto a los refinados, sacian más, ayudan a la motilidad intestinal, y controlan la absorción de glucosa y colesterol.

Sigue leyendo para conocer los beneficios de las patatas.

¡No te lo pierdas! Recibe las últimas noticias y tendencias relacionadas con la nutrición, la salud y el bienestar

¿Qué son las patatas?

A menudo consideradas como verduras, los beneficios de las patatas son similares a los de los cereales y sus derivados. Lass patatas son tubérculos y, al igual que los cereales, consisten principalmente en almidón (una cadena de moléculas de glucosa que se liberan durante la digestión). El almidón de patata se digiere y asimila muy rápidamente, especialmente en patatas recién cocidas. Cuando la patata se enfría, el almidón comienza un proceso que lo hace menos digerible. Las patatas prácticamente carecen de grasas, pero las absorben fácilmente de los condimentos.

Los tubérculos son estructuras vegetales de aspecto globoso más o menos alargadas. Son en su mayoría subterráneos, pero también aéreos, dependiendo de la parte de la planta en la que se forman.

Además de las patatas, tenemos menos conocido el topinambur, un tubérculo que contiene fibras hidrosolubles, como la inulina, capaces de promover el control de los niveles de glucosa y colesterol en la sangre al final de las comidas. Este tubérculo también es útil cuando quieres perder peso: su alto contenido en fibra facilita la sensación de saciedad y, si también bebes mucha agua, reduce la retención de líquidos y promueve la motilidad intestinal. Además, el topinambur no contiene gluten, y por esta razón, aquellos que son celíacos o sensibles al gluten, pueden utilizarlo en forma de harina.

 

Algunos consejos sobre las patatas

Para obtener los beneficios de las patatas y para evitar que broten, deben almacenarse en lugares frescos y secos. En las patatas están presentes algunos componentes tóxicos y anti nutricionales: los glicoalcaloides (el más famoso es la solanina). Estas sustancias se encuentran principalmente en la piel, pero también pueden producirse en los cogollos y en las zonas que rodean la parte germinada (fácilmente detectable por el color verde debido a la presencia de clorofila). También se encuentran en las zonas negras que se forman como resultado de bultos e infecciones. Por lo tanto, todas estas partes deben retirarse cuidadosamente antes de comer las patatas. La cocción no suprime completamente la presencia de solanina, por lo que, si hay demasiada, puede seguir siendo una cantidad peligrosa incluso después de cocinarlas.

 

Obtener los beneficios de las patatas y los cereales

Todos estos alimentos (como pan, pasta, arroz, productos de panadería, alimentos compuestos de harina, pizza, patatas) que contienen almidón, y por lo tanto altas dosis de carbohidratos, son parte del amplio grupo de carbohidratos glucémicos. Este grupo incluye todos los alimentos que pueden tener una clara influencia en los niveles de azúcar en sangre, así como el azúcar, la miel y las bebidas azucaradas. Por el contrario, los carbohidratos no glucémicos, como los contenidos en las verduras, no conducen a un aumento excesivo de azúcar en sangre. Por esta razón, es esencial elegir correctamente los carbohidratos que se introducen en nuestra dieta, no eliminándolos, sino controlando sus dosis.

 

¿Quieres saber de que forma estan presentes los carbohidratos y otros nutrientes en el libro de «La Dieta de la Longevidad» del prof. Valter Longo? Recibe tu copia gratuita.

 

GRASAS SATURADAS E INSATURADAS: ¿CONOCES TODAS LAS DIFERENCIAS?

Cada vez con mayor frecuencia, cuando hablamos de grasa, usamos un significado negativo. En realidad estamos cometiendo un gran error, porque no toda la grasa debe considerarse un daño a nuestra salud. Por tanto, es importante distinguir grasas buenas y grasas malas, o sea grasas saturadas e insaturadas. Las primeras son extremadamente útiles para nuestro organismo y se pueden tomar como nutrientes. Las segundas, sin embargo, son dañinos especialmente si se toman con el tiempo. Conocer la diferencia entre los tipos de grasas y cómo distinguirlas, es esencial para vivir de forma saludable, con una dieta variada y equilibrada y sin sacrificarse no comiendo alimentos con contenido lipídico.

Todas las grasas consisten en moléculas orgánicas que no son solubles en agua, y dependiendo del estado en que se encuentren a temperatura ambiente, se dividen en sólidos, como mantequilla, manteca y margarina, y en líquidos como aceite de oliva, aceite de girasol, etc. Las grasas tienen diferentes orígenes: las de origen vegetal, obtenidas del prensado de frutas o semillas diversas, y las de origen animal, como la mantequilla o la nata.

 

¿Por qué nuestro cuerpo necesita grasa?

Las grasas saturadas e insaturadas también forman parte de la categoría de macronutrientes y nunca deben faltar en una dieta bien equilibrada. Generalmente se consideran elementos no saludables, pero las buenas grasas ayudan a mantener un excelente nivel de salud y bienestar general. Al igual que las proteínas y los carbohidratos, la grasa también juega un papel clave en nuestra dieta y actúa como combustible para las actividades vitales del cuerpo. De hecho, representan nutrientes con la mayor densidad calórica y energía en nuestra dieta. Esto las convierte en un elemento clave en el proceso energético de nuestro cuerpo.

Incluso si algunas dietas promueven una alimentación baja en grasas, en realidad son esenciales para nuestra supervivencia y son un componente vital en una dieta saludable. Obviamente, es necesario seleccionar las grasas buenas y consumirlas de una manera controlada.

 

Diferencia entre las grasas saturadas e insaturadas

La diferencia más importante entre las grasas saturadas e insaturadas es la estructura química de las moléculas, que pueden ser saturadas (más ricas en hidrógeno) o insaturadas, que son más saludables. Las grasas saturadas son generalmente sólidas y se encuentran principalmente en animales terrestres. Los alimentos insaturados son generalmente líquidos y se encuentran principalmente en las verduras y en el pescado. Sin embargo, hay excepciones: el aceite de palma, por ejemplo, es semisólido a temperatura ambiente y consiste principalmente en grasas saturadas.

 

¿Qué son las grasas saturadas?

Sabemos que un exceso de grasa saturada es malo para nuestra salud y en particular para el sistema cardiovascular. Las grasas saturadas son difíciles de metabolizar y tienden a acumularse en la sangre. Por lo tanto, pueden causar un aumento en el colesterol total y el colesterol LDL (el colesterol malo) con la consecuencia natural de una mayor predisposición a las enfermedades cardiovasculares, como un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular. La grasa saturada tiende a elevar el nivel de colesterol en la sangre aún más que la ingesta dietética del colesterol en sí. Estos se encuentran principalmente en productos lácteos (queso, leche entera, crema y mantequilla), carne roja y sus derivados y ciertos aceites vegetales (aceite de palma y especialmente aceite de coco).

 

¿Qué son las grasas insaturadas?

Las grasas insaturadas no elevan el nivel de colesterol en la sangre.

Las grasas insaturadas se encuentran principalmente en productos de origen vegetal como aceitunas, aceite de oliva y frutos secos, pero también en el pescado azul, el salmón, la caballa, que no son perjudiciales para nuestro cuerpo, sino que son esenciales. Los ácidos grasos insaturados se consideran buenas grasas para ser incluidas en nuestra dieta, ya que no engordan y promueven el bienestar integral de nuestro organismo. Se recomiendan para una dieta saludable y, si se consumen con moderación, aportan beneficios a nuestro cuerpo sin ningún riesgo. A su vez, se dividen en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

Las grasas monoinsaturadas están presentes en diversos alimentos y aceites y se ha demostrado que su consumo permite aumentar el nivel de HDL (colesterol bueno) en la sangre, previniendo así el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Las grasas poliinsaturadas, por otro lado, también se conocen como grasas esenciales, ya que nuestro cuerpo no es capaz de producirlas de forma autónoma y por lo tanto necesitan ser introducidas a través de los alimentos.

 

Nuestro consejo para ti

Grasas saturadas e insaturadas : nuestro consejo es reducir al máximo los alimentos muy ricos en grasas saturadas sustituyéndolos por alimentos que sean fuentes de ácidos grasos poliinsaturados como frutas secas, pescado azul y carbohidratos complejos, capaces de realizar la importante función de equilibrar el colesterol malo, combatir la inflamación, los triglicéridos y reducir la presión arterial.  La Dieta de Longevidad diseñada por el prof. Valter Longo sigue esta línea. ¿Quieres saber más? ¡Compra el libro aquí!