VITAMINA C: BENEFICIOS, PROPIEDADES Y ALIMENTOS

«¿Tienes un resfriado? ¡Toma una buena dosis de vitamina C!» ¿Cuántas veces has escuchado esta frase? La vitamina C goza de un estatus de superestrella entre los nutrientes que consumimos todos los días. Averigüemos juntos para qué sirve y cuáles son los beneficios de la vitamina C.

 

Qué es la vitamina C

La vitamina C, o ácido ascórbico, pertenece al grupo de las vitaminas solubles en agua, es decir, aquellas que no se pueden acumular en el cuerpo, pero que deben tomarse regularmente a través de la dieta. Además de la fusión en agua, la vitamina C es sensible a las altas temperaturas, por lo que los beneficios de la vitamina C se pierden en caso de cocción en agua.

¿Qué hace la vitamina C?

La vitamina C, o ácido ascórbico, participa en muchas reacciones metabólicas y en la biosíntesis de aminoácidos, hormonas y colágeno. ¿La vitamina C es buena para la piel? Sí, gracias a sus fuertes poderes antioxidantes, la vitamina C ayuda al cuerpo a proteger nuestra piel del estrés oxidativo que apoya las funciones de la barrera epitelial contra los patógenos, y de hecho, es una ayuda en la curación de heridas. Además, otros beneficios de la vitamina C son: facilitar la formación de colágeno, promover dientes y encías saludables y elevar las barreras del sistema inmunológico.

La vitamina C también entra en juego para el desarrollo armonioso del organismo y para la reparación de los tejidos, de hecho es esencial para estimular la curación de las heridas.

A nivel cerebral, la vitamina C es responsable de la creación del neurotransmisor llamado norepinefrina, que ayuda a controlar el uso de sustancias contenidas en la sangre, en particular la glucosa.

Alimentos con vitamina C

La vitamina C se encuentra principalmente en los alimentos frescos: en algunos tipos de frutas y verduras como naranjas, fresas, mandarinas, kiwis, limones, espinacas, brócoli, tomates y pimientos. Es una vitamina particularmente sensible a la luz, el aire y el calor, por lo que se deteriora fácilmente durante el almacenamiento y los tratamientos de cocina. Para disfrutar plenamente de los beneficios de la vitamina C, estos alimentos deben almacenarse no más de 3-4 días y consumirse crudos.

Aquí hay una lista de alimentos que contienen más vitamina C por cada 100 g:

-pimiento picante 229 mg

-grosella negra 200 mg

-pimientos 151 mg

-kiwi 85 mg

-coles de bruselas 81 mg

-coliflor 59 mg

-fresas 54 mg

-espinacas 54 mg

-naranjas y limones 50 mg

La cantidad de vitamina C que necesita cada día depende de la edad. Según los Institutos Nacionales de la Salud, las cantidades diarias recomendadas para los hombres son 90 mg y para las mujeres 75 mg (cuando están embarazadas 85 mg).

Deficiencia de vitamina C

La falta de vitamina C, o ácido ascórbico, causa escorbuto, una enfermedad que en el pasado estaba generalizada entre los marineros que vivían en los barcos y no comían alimentos frescos durante meses. Los síntomas del escorbuto son una afección de apatía, anemia y falta de apetito seguida de otros signos como sangrado de las encías, caída de dientes, dolor muscular y sangrado subcutáneo.

Exceso de vitamina C

El consumo excesivo de vitamina C, o ácido ascórbico – que puede ser causado por una dieta desequilibrada o por un abuso de suplementos – puede causar problemas renales, con la formación de cálculos renales, o una sobredosis de hierro ya que la vitamina C promueve su absorción.

El exceso de vitamina C puede provocar síntomas como dolores de cabeza, acidez, vómitos, diarrea, gastritis y calambres abdominales, pero también debilidad, mareos y sofocos repentinos de calor.