HACER PILATES EN CASA

HACER PILATES EN CASA

¿Sabes qué es el Pilates? ¿Te gustaría empezar a hacer ejercicios de Pilates en casa? Este artículo es para ti: vamos a descubrir juntos el Pilates para principiantes.

¿Qué es Pilates?

Pilates es un tipo de gimnasia reeducativa, preventiva e hipotéticamente terapéutica centrada en el control postural. Especialmente la columna vertebral y el control del equilibrio benefician de los ejercicios de Pilates.

A diferencia de muchos tipos de gimnasia, el método Pilates sigue principios basados en una base filosófica y teórica precisa. Por lo tanto, no se trata de un simple conjunto de ejercicios, sino de un método real que, en los últimos sesenta años de práctica y observación, se ha desarrollado y perfeccionado continuamente.

Beneficios del Pilates

¿Para qué es bueno el Pilates? Si se practica con continuidad, el Pilates mejora:

  • Flexibilidad
  • Fuerza isométrica y resistencia
  • Control y equilibrio.

En general, el Pilates es beneficioso especialmente para las personas sedentarias, pero no hay evidencia de que pueda ser más eficaz que las terapias alternativas.

Pilates en casa

A veces no tienes tiempo para ir al gimnasio o a correr. ¿Te gustaría probar Pilates en casa pero no sabes por dónde empezar? Pilates en casa se puede hacer sin el uso de máquinas.

Aquí algunos ejercicios de Pilates para principiantes:

HUNDRED/EL CIEN. Útil para fortalecer los abdominales. Para realizarlo, acuéstate en una estera de yoga, boca arriba con las piernas flexionadas, la zona lumbar perfectamente adherente al suelo, las palmas de tu mano hacia abajo. Comienza levantando lentamente las piernas hacia arriba, hasta que las relajes por completo.

Al mismo tiempo, coloca los brazos paralelos a tu cuerpo y levanta la cabeza y los hombros, manteniéndolos relajados y alejados de tus orejas. En este punto, continuar manteniendo las palmas de las manos hacia abajo, hacer 20 pequeños empujones al suelo con los brazos, sin tocar el suelo. Mantener el abdomen rígido durante la duración del ejercicio.

Estos movimientos te permiten mejorar la coordinación y la flexibilidad.

STRETCH SPINE/ ESTIRAMIENTO DE LA COLUMNA VERTEBRAL. Ejercicios de Pilates útiles para fortalecer la columna vertebral. Para realizarlos correctamente, comenzar en una estera de yoga, con las piernas estiradas y distantes entre sí con la abertura correspondiente a la anchura de los hombros. Los brazos deben estar estirados y paralelos a las piernas.

Desde aquí es aconsejable exhalar y flexionar, adelantando el torso y contrayendo el abdomen. La cabeza debe bajarse entre las piernas, mientras los brazos avanzan, siempre estirados y paralelos al suelo, hasta llegar a la máxima deflexión posible. Permanecer unos momentos en esta posición, luego inhalar y volver a la posición inicial.

La deflexión no debe ser dolorosa, haz el ejercicio dentro de los límites de tus posibilidades. Con la columna vertebral estirada, se estiran los músculos del cuello, del busto y de la parte posterior de las piernas.

ROLL OVER/ RODAR HACIA ATRÁS. La posición inicial es en una estera de yoga, con la espalda al suelo, las piernas estiradas, los brazos tendidos a lo largo de los lados, y las palmas de las manos hacia el suelo.

Desde aquí, respira y con un empuje ligero y controlado, lleva tus piernas hacia atrás asegurándote de que estén lo más paralelas y tensas posible hasta que toquen el suelo. Desde aquí exhala y vuelve a la posición inicial lentamente, tocando las vértebras con la estera una a la vez.

Este ejercicio mejora la flexibilidad de la columna vertebral y afecta positivamente la tonificación del abdomen y las piernas.

Pilates en casa, como en el gimnasio, no tiene contraindicaciones particulares. Lo pueden hacer todas las personas que estén en buena salud. Sin embargo, los ejercicios de Pilates deben realizarse de la manera correcta para evitar las distensiones musculares y otros tipos de problemas.

¿Has encontrado interesante este artículo sobre el Pilates en casa? ¡Compártelo con tus amigos!


Dejar un comentario