helados caseros

HELADOS DE POLOS CASEROS

¡Qué mejor regalo refrescante de verano que los polos caseros! Es divertido involucrar a los niños y hacer que toda la familia los disfrute en esas cálidas tardes de verano. Sigue leyendo mientras repasamos algunos helados básicos e incluso te compartiremos nuestros trucos para hacer polos de verduras.

Paso a paso para hacer polos caseros saludables

Antes de empezar a hacer tus polos caseros, ¡deberás tomar decisiones! ¿Qué sabor buscas? ¿Lo quieres a base de frutas o cremoso? Es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

  1. Sabor: La fruta madura (o demasiado madura) es la mejor para los polos porque es súper dulce. Si tu fruta no es muy dulce, puedes usar una gota de jarabe de arce o un edulcorante. Es posible que no sepas que cuando la comida se congela, el sabor se vuelve menos intenso. Prueba tu mezcla y endúlzala para que el sabor sea más sabroso cuando se congele.
  2. Molde: ¡Tienes tu mezcla perfectamente aromatizada y estás list@ para moldearla! Utiliza un molde para polos o puedes utilizar envases de yogur reciclados, moldes para muffins, vasos pequeños desechables e incluso bandejas para cubitos de hielo. ¡Solo asegúrate de dejar un poco de espacio en la parte superior del molde cuando añadas la mezcla!
  3. Palo: Sin palitos, son deliciosos cubitos de hielo. Si quieres, puedes añadir palitos de helado. Asegúrate que sean aptos para alimentos y respetuosos con el medio ambiente. La tapa del molde, debería ayudar a mantener el palo derecho, pero si tienes problemas porque se inclinan, envuelve firmemente la parte superior del molde con papel de aluminio y luego empuja el palito del polo a través del papel de aluminio. Verás como se mantiene en posición vertical.
  4. Congelación: El siguiente paso es la congelación. Dependiendo del grosor de los polos, deberían tardar entre 4 y 8 horas en congelarse.
  5. Desmoldar: la forma más rápida de quitar el molde y disfrutar de tus polos es simplemente pasar el molde bajo agua tibia. Sostén la parte inferior del molde bajo el chorro de agua, moviéndolo para calentar uniformemente cada molde. ¡Después de unos 10 segundos, tus polos deberían salir fácilmente!

Polos de Fruta

Las frutas y los polos son una combinación perfecta. ¡Hacer polos con frutas no solo es divertido, sino también saludable! Agregar fruta es una excelente manera de añadir nutrientes como vitaminas y fibra.

Empieza de forma sencilla y elige la fruta. Las bayas funcionan muy bien en los polos, el mango, la piña, el kiwi, el plátano, el melocotón y la sandía también son excelentes opciones. Cuanto más madura sea la fruta, más dulce será. Pero no te preocupes, aunque la fruta madura es más dulce, también está llena de nutrientes.

Después de escoger la fruta, añade el líquido y el edulcorante. Puedes usar agua, pero utilizar zumo en la mezcla proporciona aún más sabor, especialmente un chorrito de zumo de limón fresco. Te recomendamos añadir agua de coco. Finalmente, puedes añadir un poco de edulcorante si lo consideras necesario.

Puedes mezclar todos los ingredientes en una licuadora. Luego vierte la mezcla en tu molde, deja que se congele y ¡disfrútalo!

Consejo divertido: ¿Quieres hacer polos de frutas en capas? Agrega tu primera mezcla de frutas a tu molde y llénalo hasta la mitad. Congela esta mezcla y una vez congelada, agrega tu segunda mezcla de frutas y vuelve a colocarla en tu congelador. Una vez que esté completamente congelado, retíralo del molde y disfruta de tu polo de dos sabores.

Polos de verduras 

Nuestros dietistas están locos por añadir verduras adicionales siempre que puedan y en los helados no será menos. Como regla general, la mayoría de las cosas que hacen un buen batido también hacen un gran polo. Caso en cuestión: ¡polo de batido verde!

La espinaca tiene un sabor neutro que se mezcla a la perfección con la mayoría de los productos, así que intenta agregar un puñado a tus próximos polos para comenzar a probar los polos de verduras. ¿Te sientes aventurero? ¡También puedes intentar agregar aguacate, zanahorias ralladas, camote asado, calabacín o remolacha asada!


Dejar un comentario